2 de abril de 2012

Nostalgia, Frikismo y un Heroquest Único

Nostalgia y frikismo son las razones por las que he terminado siendo el friki que soy. Hay muchas ocasiones en las que ambas llegan a ir dadas de la mano un largo camino y terminas haciendo cosas que nunca habrías imaginado. La historia de hoy nos lleva a un niño que, 17 años después, consiguió hacerse con un Heroquest completó. Posiblemente más especial que el de ningún otro en todo el globo.

Como todo niño primermundista, a pesar de que nunca me ha faltado nada en la vida, siempre he tenido ese pequeño capricho de algo que nunca tuve de pequeño. Llegado a la edad adulta, tengo entendido que es más que normal que intentemos cubrir esas carencias que el poder económico que ahora tenemos puede comprar.

Recuerdo que lo primero que quise tener y no tuve fue un coche de radiocontrol con ruedas enormes que funcionaba por los dos lados. Esto, en teoría, lo hacía un vehículo temible, y al funcionar estuviese por el lado que estuviese y diera las vueltas que diera, era perfecto para las tierras montañosas y los bosque gallegos donde lo quería usar. Era semejante al de esta imagen, pero con un diseño y colores mucho más atractivos. Nunca volví a saber de él ni verlo anunciado, y eso que era de una marca muy conocida. Supongó que pasó de moda.

Aunque fui uno de tantos chicos al que no le faltó una Game Boy, y de los primeros con una Master System, pasarían muchos años hasta que me actualizase a la Playstation. Recibí la consola de Sony cuando ya había cientos de juegos en versión Platinum en el catálogo. Durante ese periodo me acostumbré a tener que decir que "todos mis amigos tienen la MegaDrive, Mamá". Jugaba al Killer Instinct de Game Boy, en vez de al de la 16-Bit, y me perdía a personajes como Cinder y Riptor. Luego no me ha faltado ninguna consola que quisiese, pero así era entonces.

Finalmente, por supuesto, está el Heroquest. Estuve pidiéndoselo a los Reyes Magos durante años, y no conseguí nada de nada. Los prejuicios de la gente son muy peligrosos, y a pesar de que mis padres no vivian en la completa ignorancia, todo lo que llevase alguna relación o parecido con el "rol" estaba vetado. Por eso mismo no pude empezar a "invocar demonios" con mi primer sobre de Magic en 1997, sino que tuve que esperar a 2000. El caso es que en mi grupo de amigos jugábamos muchísimo al Heroquest. Recuerdo haber estado mañanas y días enteros echando esas míticas partidas con Susín en su chalet de Dos Regos, en La Coruña. Pero nunca con un Heroquest de mi propiedad.

Con la llegada de ingresos a mis manos, esto tenía que quedar solucionado, pero no era fácil. Heroquest no es un juego que te encuentres completo y en perfectas condiciones en cualquier parte, no, ni siquiera en eBay. Siempre faltan los candelabros, un Orco tiene la Espada rota y a la Gárgola le faltan las alas. O algo así. Tras un par de años insistiendo a mi novia en que era el regalo de Reyes que quería, pero con las obvias complicaciones que tiene para una persona que no sabe del tema ni compra por Internet, ayudé todo lo que pude a conseguirlo para que me lo regalase con mi cumple. Tuve que pedir ayuda a Joni, asociarme con mi compañero de Arte 9, Alberto, para dividirnos piezas de 3 Heroquest y... ¡Al fin! ¡Acabado! Con esos 3 imperfectos conseguíamos fusionar 2 Heroquest en perfectas condiciones. Y el resultado era éste:

Tan pronto como subí la imagen a Facebook los "Me Gusta" y los comentarios empezaron a sucederse uno tras otro, en favor del frikismo y la nostalgia.

Y, de pronto, aparece un comentario de Titus Chalk, un simpático chico británico (creo), que hace cosa de un año me entrevistó para un artículo de GatheringMagic sobre Eternal y su futuro. Su comentario no dejaba lugar a dudas. Su padre es Gary Chalk y, ¿Quien es ese hombre? Pues, ni más ni menos, que uno de los ilustradores de Heroquest, el encargado de las cartas. Todas las pócimas, tesoros, equipo y hechizos llevan sus dibujos.

Soy un frikazo, eso está fuera de toda duda. Aun con todo, debí de tener un momento de debilidad cuando fue Victor el que se dio cuenta del dato y enlazó términos, para dar como resultado lo siguiente:



En efecto, terminé mandándole las cartas a Gary Chalk a través del contacto que me proporcionó su hijo Titus y los resultados no se hicieron esperar. Al mes siguiente de haberlas mandado, aquí las tengo. Las cartas de Heroquest firmadas por Gary Chalk, haciendo mi Heroquest un poco más friki, bastante más único y mucho más especial.

De paso, Gary ha demostrado un excelente trato a los fans, y me ha mandado una ilustración única, nunca utilizada en un juego de fantasía, para tener mi pequeña obra de arte friki:

¡Muchas gracias a todos los que me ayudásteis!

A Disfrutar!!!

15 Comentarios:

Victor dijo...

Me faltan adjetivos para alcanzar ese nivel de awesomismo!
Que sepas que eres la envidia de cientos de frikis XD

Nonstop Violence! dijo...

Joder tio, felicidades por las adquisiciones! Tiene que ser increible conseguir algo asi.

A disfrutarlo!

Anónimo dijo...

Mayormente dale las gracias a ese tal Victor que ha sido quien te ha dado la idea de tenerlas firmadas.

CHaPuZaS dijo...

@Anónimo: ¿Más?

Sephir dijo...

Vaya que envidia.

Yo jugaba a "La leyenda de Zagore", no sé si lo conocerás. Aún lo conservo en casi perfecto estado.

De pequeño siempre quise tener un caleidoscopio pero el caso es que, no se por qué razón, nunca me lo regalaron.

Enrique dijo...

Que sepas que me generas una gran y sana envidia...

Alvaro dijo...

Freakism level: ASIAN!

Pifther dijo...

Impresionante.

Aun tengo en mi casa los restos de un hero quest, un space Hulk y un batlemaster destrozados y mi frikicorazoncito me impide acabar con el.

Un gran ejemplo para emular... Restaurarlo y hacerlo Pimp.
Los Arqueologos del 5.000 (si los mayas fallan) estudiaran estas cosas.

xavo dijo...

Que grande!!! Y tienes las extensiones del juego? Recuerdo que un amigo tenia dichas extensiones con mas mapas i misiones.

Anónimo dijo...

No se cuan complicado es fusionar 3 heroquest pero por 120-150€ lo pillas en la bsk como nuevo y completito.

Enhorabuena por esas cartas unicas.

CHaPuZaS dijo...

@Xavo: No tengo las expansiones, pero no me llaman tanto, precisamente por motivos nostálgicos. Nunca jugué con las expansiones en mi juventud, aparte de la propia versión ampliada del juego.

@Anónimo: No ha costado mucho más de eso, pero lo más guay es que ahora mismo tengo extras de todas las figuras, armamentos y mobiliario, además de un tablero extra, que no está mal.

Susín dijo...

DIOOOOS que envidia yo tb las quierooooooooo, jajajaj
Me ha gustado que me hayas nombrado en tu artículo ;)
y haciendo referencia a lo difícil que es tener uno en perfectas condiciones, doy fe de que es así; yo tengo 2, el mío y el de un amigo (Jaime) y ninguno de los dos está 100% intacto.

Me alegro que lo consiguieras, todo lo bueno se hace esperar.
Saludos César

Anónimo dijo...

Pues yo empecé en esto del frikismo con los libros de lobo solitario y estaban tambien ilustrados por Gary Chalk. Después llego el Hero Quest, Rune Quest, etc...Que tiempos aquellos.

Anónimo dijo...

Este no lo tienes chapuzas?:
http://www.youtube.com/watch?v=wjEXkfmiJSo
Rechupiguais del paraguais XD.

CHaPuZaS dijo...

Es tremendo, me acuerdo todavía de la primera vez que lo vi.

UAL